Intercambio de lenguas en el Liceo

El pasado martes 4 de abril celebramos en la sala Boogaloo de Cáceres un taller de intercambio de lenguas inglés-español. La idea surgió con la llegada a la escuela de nuestros estudiantes de Grupo +, alumnos extranjeros –en este caso americanos, procedentes de Detroit–, que combinan sus clases de español dentro de las aulas con actividades organizadas al aire libre. Estas actividades abarcan desde visitas a los lugares más emblemáticos de la ciudad y sus alrededores (parques naturales, monumentos históricos, pueblos típicos, etc.), hasta talleres prácticos en los que aprenden a bailar flamenco o degustan la gastronomía propia de la región, entre otros. Con ello intentamos que nuestros estudiantes pongan en práctica los conocimientos que adquieren en clase y le den un sentido y un uso real a la lengua.

¿Qué ventajas plantea esta actividad?

El intercambio de lenguas tándem es una buena forma de “lanzarse al ruedo”, de superar esa barrera que tanto nos cuesta dejar atrás: la vergüenza, el miedo a equivocarnos. ¡No pasa nada! Las personas que están a tu alrededor estarán encantadas de corregirte y ayudarte cuando lo necesites porque buscan exactamente lo mismo que tú: mejorar en la destreza oral del idioma extranjero.

Esta actividad cuenta con muchísimas ventajas que quizá no te habías planteado. A continuación te ofrecemos una pequeña lista de motivos por los que deberías plantearte participar:

  • El intercambio de lenguas te permite poner en práctica la oralidad en un contexto real de habla, nada teatralizado, como muchas veces ocurre en el aula.
  • Ofrece atención individualizada y, como anteriormente señalábamos, la posibilidad de que una persona nativa te corrija instantáneamente.
  • La conversación fluye de forma espontánea y natural, los temas que se tratan son reales, sin preparación previa. Esto nos permite dar nuestra más sincera opinión sobre cuestiones de actualidad, por ejemplo, y contrastar diferentes puntos de vista.
  • Es una actividad que nos permite conocer a gente nueva y diferente, romper estereotipos y abrirnos a los demás.
  • ¡ES GRATUITA!

¿En qué consistió nuestro taller?

En nuestro particular intercambio de lenguas contamos con la participación de estudiantes y profesores de habla inglesa y española, nuestro equipo del Liceo Hispánico al completo, alumnos y antiguos alumnos desde los 9 años en adelante. Organizamos grupos de 6 o 7 personas, americanos y españoles, para que, en turnos de 15 minutos, hablasen sobre los temas que les apeteciese. Para romper el hielo, creamos unos tableros que distribuimos por cada grupo con posibles temas a modo de sugerencia: presentación, comida, tiempo libre, etc. Cada 15 minutos, los grupos cambiaban para conocer al máximo de personas posibles y entablar conversación con todos ellos.

¿El resultado? Muchas risas, motivación y muy buen ambiente.

 

Estamos deseando repetir esta experiencia lo antes posible, ¡no te la pierdas!